viernes, 6 de agosto de 2010

Lo estamos construyendo.

El martes pasado estuve leyendo la interesante reflexión de Marc Cortes en su blog sobre si 'le interesa a alguien nuestra vida', aquello que publicamos a través de los canales usuales. Estoy seguro de que todos los que estamos -mas o menos intensa y asiduamente- nos hemos formulado preguntas por el estilo.

Al hilo de ese post a mi se me disparó otra reflexión, y es la cara dos de la misma moneda. No sobre lo que expresamos y publicamos sino sobre lo que leemos. Sobre lo que leemos, el tiempo que se lleva, la redundancia de temas, lo efímera que suele esa información, etc. lo mismo pero desde el otro lado.

A menudo, leyendo feeds en el reader uno se encuentra con casi lo mismo en 17 (olosquesean) blogs. Aunque lo cierto es que uno ya va sabiendo en que blogs se encuentra con opinión y punto de vista y en cuales no. Con el tiempo real (Twitter, Foursquare, etc) es algo distinto, y ... ¿le interesa a alguien?' Pues depende, creo que en bastantes casos depende mas del sujeto que del objeto, mas de la persona que tuitea o hace check-in.

Pero creo que mas allá de si importa o no a alguien, es algo irrenunciable. desde los dos lados, claro.

Y para gustos colores, cada cual fija los límites de su intimidad donde cree oportuno.

Pero también hay otro aspecto. Al día siguiente de leer el post de Marc, lei algunos comentarios que Eric Schmidt dejo ir en Technomy sobre la potencia de todo ese contenido generado por el usuario, que aunque no le interesa a [casi] nadie, queda ahí, depositado en el tiempo, como parte de ese 'pozo en la nube' de datos y datos que si la visión Schmidt es acertada, permitirá aplicando técnicas de inteligencia artificial al flujo de mensajería y ubicaciones de un individuo predecir -entre ots cosas- donde va a ir. "If I look at enough of your messaging and your location, and use Artificial Intelligence," Schmidt said, "we can predict where you are going to go."

Under construction. No importa demasiado si le importa a alguien o no lo que publicas. Sociedad de la transparencia. Realidad (social) aumentada.  Y lo estamos construyendo.

No hay comentarios: